Frank McEwen

Francis Jack "Frank" McEwen, OBE (el 19 de abril de 1907 – el 15 de enero de 1994) era un artista inglés, profesor y administrador del museo. Lo recuerdan mejor hoy para sus esfuerzos de traer la atención al trabajo de artistas de Shona en Rhodesia, y para ayudar al encontrado a la galería National de Zimbabve. Le concedieron el OBE en 1963.

Años mozos

Nacido en México y subido en Devon, McEwen creció rodeado por el arte de África Occidental, que su padre había coleccionado de varios viajes de negocios. En 1926 fue a París para estudiar la historia del arte en Sorbonne y el Institut d'Art et d'Archaeologie; allí, su profesor era Henri Focillon. A través de Focillon, McEwen encontró y ofreció amistad a artistas como Constantin Brâncuşi, Georges Braque, Henri Matisse, Pablo Picasso y Fernand Léger, y ganó un acuerdo de respeto a las enseñanzas de Gustave Moreau, que debían influir en la mayor parte de su carrera posterior.

Sobre el consejo de Focillon, McEwen decidió hacerse un pintor, más bien que un conferenciante, que llevó a una lucha con su familia, a consecuencia de la cual se cortó. Vagó por Europa durante algunos años, tomando empleos serviles en centrales eléctricas para financiar sus viajes. De 1928 a 1929 pasó el tiempo en Flandes, pintando flores campestres y otros sujetos en su tiempo libre. Expuso en Londres tanto en el Salón Goupil como en el Nuevo Club de Arte inglés.

McEwen finalmente volvió a París, donde con la ayuda de Foucillon encontró un trabajo como un aprendiz con un restaurador de arte que trabajó en colecciones en el Louvre; pronto tenía su propio estudio y negocio en la ciudad. En 1939 se trasladó a Tolón, comenzando un taller de arte para el inexperto y basando sus reglas de las teorías de Moreau. Cuando Francia se cayó en 1940 tomó un barco de pesca a Argel en la esperanza que la guerra no alcanzaría las colonias francesas.

La Segunda Guerra Mundial

McEwen rápidamente se puso desilusionado por la guerra, pero a través de contactos con la Resistencia francesa y el gobierno de Francia en el exilio era capaz, como un altavoz fluido de francés, de encontrar el trabajo en la oficina central de las Fuerzas aliadas. Comenzó el trabajo allí después del noviembre de 1942, sirviendo de un ayudante civil al general Innes Irons. En el enero de 1945 se trasladó al Consejo británico recién creado.

Cuando McEwen se afilió a sus filas el Consejo británico intentaba diseñar una exposición del arte británico para la exportación a Francia. La asignación era difícil, ya que el mundo del arte francés se vio como algo chovinista y probable de mofarse de la mayor parte de esfuerzos artísticos británicos. McEwen decidió diseñar un espectáculo de un poco de la colección de Herbert Read del arte del niño, que se había en gran parte juntado de enseñar experimentos, similares a McEwen propio, hecho por Marion Richardson y basado en las ideas de Moreau; tales experimentos eran lejanos delante de prácticas docentes francesas de la era. Sesenta ilustraciones, muchos similares en el estilo a trabajos franceses postimpresionistas, se seleccionaron, y el objeto expuesto era un gran éxito. Fue seguido de un espectáculo individual para Henry Moore al final de 1945, y por objetos expuestos de trabajos de Joseph Mallord Guillermo Turner, Guillermo Blake y Graham Sutherland, entre otros. Simultáneamente, McEwen diseñó espectáculos de arte francés en Londres y exposiciones de Picasso, Matisse, Braque, Georges Rouault, Leger, y Raoul Dufy siguió a partir de 1945 hasta 1947. El espectáculo de Picasso, en Victoria y Albert Museum, incitó cientos de cartas de la protesta a The Times de Londres, que trajo al pintor la gran alegría cuando McEwen los tradujo para él.

Trasládese a África

Hacia 1952 McEwen comenzó a sentir que la Escuela de París se hacía trivial, y comenzó a mostrar el gran interés en la cultura africana. Cuando la idea de fundar la galería Rhodes National en Salisbury, Rhodesia se puso a flote, McEwen se consultó y mostró el gran interés en el proyecto. Fue a Rhodesia durante un mes en 1954 para la consulta adicional, pero se encontró no impresionado por lo que vio; no había ninguna escena artística local para hablar de, y la intención declarada de la junta directiva del museo era abastecer sus pasillos de pinturas del Viejo maestro. El arte africano no debía tener un lugar en la colección.

McEwen sintió que una galería sólo podría prosperar si alguna clase del cambio artístico se diseñara, y que tendría que haber alguna clase del producto local para hacer tal cambio que vale la pena. Cuando un director del museo se buscó, se presentó, con el estímulo tanto de Picasso como de Herbert Read; a su sorpresa, se eligió. Pidió la gracia de un año, y para recibirlo dimitido del Consejo y navegó de París a Mozambique - vía Brasil - y alrededor del Cabo de Buena Esperanza.

Fundación de la galería

McEwen llegó a Rhodesia antes de que la construcción de la Galería se completara y se empezara busca del personal para alquilar. Entre la gente se encontró era Thomas Mukarobgwa, un ex-policía que se dirigió a él muy sobre la cultura de la gente de Shona. Las normas declararon que todo el personal de la Galería debe ser expolicías, por tanto Mukarobgwa se contrató como un encargado de limpieza. McEwan le dio materiales para dibujar y pintar, y proporcionó los mismos materiales a otros miembros del personal. Un taller no oficial de clases, más tarde para llamarse la Escuela del Taller, se formó en el sótano del museo; un año después de su pintura de la fundación y dibujo se había reemplazado esculpiendo. Las piedras locales, como la esteatita, serpentina, y verdite eran los medios de opción. Entre los artistas cuyas carreras comenzaron en el museo eran Sam Songo, Mukarobgwa, Boira Mteki, Joseph Ndandarika, John y Bernard Takawira y Joram Mariga; junto con Josia Manzi, Nicholas Mukomberanwa y otros continuaron a crear una de las primeras escuelas natales del arte contemporáneo en África. Los más detalles se deben encontrar en el artículo sobre el arte de Shona.

El taller permaneció una parte no oficial del museo hasta que sus artículos comenzaran a venderse en el extranjero vía los esfuerzos del señor Delaware, David Stirling y otros; finalmente la junta directiva oficialmente aceptó la responsabilidad de sus actividades. Sus productos se expusieron en el Museo de Arte Moderno en 1968, Musée Rodin en 1971 e ICA de Londres en 1972. Las relaciones tensas políticas en Rhodesia se pusieron insoportables, sin embargo, y McEwen dimitió su puesto en 1973 para vivir de su barco en las Bahamas. Tomó viajes frecuentes a Brasil, pero finalmente volvió a Devon, instalándose Ilfracombe.

McEwen dejó un legado importante al Museo británico, en la forma de una colección de especímenes en piedra, arcilla y madera (principalmente artículos que había comprado de los artistas que trabajan en 1957-1973)

http://www.britishmuseum.org/research/search_the_collection_database/search_results.aspx?orig=%2Fresearch%2Fsearch_the_collection_database.aspx&searchText=Frank+McEwen

. Este grupo de trabajos es del valor significativo a Historiadores de Arte ya que muestra la variedad de formas esculturales producidas entonces y propios gustos de McEwen en el arte.

http://www.nationalgallery.co.zw/PDFs/NGZ%20-%20Shona%20Sculpture%20in%20the%20British%20Museum.pdf

Matrimonio

En 1933, Frank McEwen tenía un niño (Frank Aldridge) con la Pintora americana Frances Wood. Vivieron juntos en Francia a partir de 1931 hasta 1937.

En 1969, McEwen se casó con el futuro diseñador de modas Mary McFadden, la ex-esposa de Philip Harari. Se divorciaron el próximo año.

Los años pasados y muerte

Con la subida mundial del interés a Shona que esculpe, McEwen se hizo algo de una cifra popular en círculos artísticos, visitados para el comentario y filmarse para varios proyectos. Estaba contento con vivir simplemente, aún todavía preocupación expresada que con un ensanchamiento de su popularidad, la calidad del arte de Shona se podría hacer puesta en peligro.

McEwen murió en su casa en Devon en 1994.



Buscar