Antonio José Amar y Borbón

Antonio José Amar y Borbón Arguedas (¿Zaragoza, España 1742—¿1826?, Zaragoza) era un oficial español y funcionario colonial. Del 16 de septiembre de 1803 al 20 de julio de 1810 era el virrey de Nueva Granada (Mayor Colombia). Durante su mandato afrontó el principio del movimiento de independencia. También recuerdan para él introducir trajes y bailes de máscaras en la sociedad de Bogotá.

Fondo

Amar perteneció a una familia médica distinguida. Su padre, José Amar y Arguedas, era el médico al rey Ferdinand VI; su abuelo, Miguel Borbón y Berna, era el médico al rey Charles III; y su hermana Josefa perteneció a la Sociedad Médica Real de Barcelona.

A la edad de 20 años entró en el Regimiento de la Caballería Farnesio como un cadete. Se levantó en la fila y se promovió al general de brigada después de 31 años en el servicio. Participó en el sitio de Gibraltar en 1779, y con la guerra contra Francia revolucionaria que comienza en 1792. Ganó la distinción en el conflicto posterior cuando cubrió la marcha atrás de tropas españolas a Tolosa, en la frontera de Guipúzcoa, en 1794.

A consecuencia del servicio militar meritorio, se hizo a un caballero del Pedido de Santiago en 1770 y teniente general en el ejército real en 1802. El 26 de julio de 1802 se designó al virrey, el gobernador y el Capitán General de Nueva Granada y el presidente de Royal Audiencia de Bogotá.

Llegada

El 16 de septiembre de 1803 presentó sus cartas credenciales a su precursor, Pedro Mendinueta, en Bogotá, y recibió una bienvenida pródiga:

Llegó a Bogotá después de la epidemia de viruela, trayendo con él una vacuna para la enfermedad. El 19 de diciembre le dieron otra recepción pública, en San Diego. El 20 de enero de 1804 las preparaciones comenzaron para una fiesta real para el nuevo virrey, y la propia fiesta comenzó en el 29no. En los 30mos toros se lucharon, y esa noche y la noche siguiente se iluminaron. Los bailes de máscaras se sostuvieron el 1 y 2 de febrero, y la fiesta siguió hasta el 6to. Los bailes de máscaras, dichos ser sobre todo disfrutados por el vicereine, eran nuevos a la sociedad de Bogotá.

Gobierno

La administración de Amar cae a dos períodos, divididos en la invasión de 1808 de España por Francia napoleónica. Durante el primer período (1803-08), su administración era bastante rutinaria. Durante el segundo período, hasta el Grito de Independencia el 20 de julio de 1810, afrontó la desestabilización del régimen y la rotura del poder colonial español.

Tuvo la intención de seguir las políticas progresivas de los virreyes de la segunda mitad del siglo dieciocho (es decir, las reformas del Bourbon), pero encontró a la gente bajo la influencia de las ideas de la Aclaración francesa, y a punto de comenzar la lucha por la independencia. Apoyó la expedición botánica de José Celestino Mutis y la investigación científica de Francisco José de Caldas.

A partir de 1805, Amar comenzó a experimentar problemas de salud y audiencia de la pérdida.

Había fuerte apoyo del rey Ferdinand VII después de que había sido el preso tomado por los franceses, pero el vacío de poder en la colonia causada por la crisis erosionó la autoridad de los funcionarios reales y reforzó la mano de Criollos. Amar no estuvo de acuerdo con las exigencias de Crillos de formar una fuerza armada para defender contra un ataque francés posible, porque no era confidente de su lealtad a la Corona. En su parte, Criollos se preocupó de la adhesión posible del virrey y Audiencia al partido francés. Y el virrey y Audiencia no estaban también en el mejor de términos.

A principios del septiembre de 1809, en el momento de la revolución en Quito, Amar y Borbón convocó dos reuniones públicas del oidores (miembros de Audiencia), fiscales, empleados civiles y eclesiásticos y miembros de la élite de la capital para determinar que acciones se deberían tomar contra los rebeldes. Estos consejos se dividen entre Crillos y Peninsulares, antiguo rechazar la oferta de enviar a tropas para suprimir a los rebeldes. El virrey finalmente determinó de enviar una comisión de paz para negociar, y al mismo tiempo, tropas para contener la rebelión por si las negociaciones fallaran.

Amar tenía Antonio Nariño (el precursor de la independencia colombiana) encarcelado con grilletes en la fortaleza San José de Bocachica en Cartagena. Más tarde se transfirió a la jurisdicción de la Inquisición. Balthasar Miraño también se detuvo por actividades subversivas y se envió a Cartagena. Camilo Torres protestó contra la reducción del número de autoridades de América en Cortes llamado por la Junta Suprema de Sevilla.

Su derrocamiento

El 20 de julio de 1810, una rebelión comenzó en Bogotá que exigió y obtenga la convocación de una reunión de la ciudad abierta. Esta reunión elegida por aclamación popular una Junta Suprema del Reino de Nueva Granada, con el virrey Amar como su presidente. Sin embargo, su elección como el presidente recibió poco apoyo en la ciudad, y había rumores planeó un contraataque. El 25 de julio de 1810 se quitó. José Miguel Pey, el nuevo presidente de la Junta Suprema, pidió la detención del virrey y su esposa.

Unos días más tarde, el 1 de agosto, una comunicación se recibió de la Junta Suprema de Sevilla ordenándole volcar su oficina a un nuevo virrey, Francisco Javier Venegas. (Amar se había liberado mientras tanto.)

La presión popular forzó su detención otra vez, el 13 de agosto. La junta en la capital no aprobó su detención. En el 15to le hicieron tomar en secreto de la capital al convento de La Popa en Cartagena, donde se creyó a un preso hasta su deportación a La Habana, y de allí a España, el 12 de octubre.

Como la mayor parte de sus posesiones se habían confiscado para satisfacer gastos contra él, llegó a España en circunstancias económicas extremas. Sus tentativas de asegurar un ministerio en el gobierno real y recuperar sus posesiones eran fracasadas. Se llamó a un concejal honorario del estado en 1820 y sostuvo otras posiciones importantes. En 1824 afrontó un juicio largo, en cual él como absuelto. Murió en 1826 en Zaragoza.

Bibliografía

Enlaces externos



Buscar